¿Por qué es importante estar asegurado cuando se viaja?

¿Por qué es importante estar asegurado cuando se viaja?

14 Jun 2016
Diners Club

Contratar un seguro de viaje

Un seguro de viaje es el salvoconducto que necesitas para poder anticiparte a los posibles imprevistos que te pueden surgir cuando estás fuera de casa, o en los días previos a emprender un viaje. A la hora de hacer la reserva del mismo es muy recomendable que consideres la conveniencia de contratar un seguro. Esto supondrá un desembolso adicional, en general poco significativo, y te ahorrará muchas preocupaciones en el caso de que las cosas se tuerzan por diferentes motivos.

 

Tipos de seguro de viajes

  • A la hora de contratar un seguro de viaje vas a encontrar una amplia tipología y entre todos ellos destaca, sin duda, el seguro médico de viaje. Es cierto que la probabilidad de que sufras un accidente o de que contraigas una enfermedad no es elevada, pero ten en cuenta que si necesitas acudir a un centro hospitalario en un país extranjero o en un lugar con el que no estás familiarizado, un seguro médico de viaje te va a facilitar la vida exponencialmente. Este tipo de seguro sanitario no solo te cubre la atención médica en el destino que has elegido, sino que pone a tu disposición todos los contactos necesarios para que lo único que tengas que hacer sea, simplemente, llamar a un teléfono o dirigirte a una dirección concreta.

Antes de emprender un viaje, resulta imprescindible que te informes sobre tu destino y sobre los requisitos que debes cumplir para poder acceder al país en cuestión. Debes tener en cuenta, además, que en algunas ocasiones el seguro médico de viaje es obligatorio.

  • Además de los seguros relacionados con la salud, cuando viajas puedes contratar otros tipos de seguros que te van a hacer mucho más fáciles los días fuera de tu domicilio. Así, si quieres reservar tu viaje con mucha antelación para disfrutar de mejores precios, es recomendable que compruebes si las cláusulas de tu seguro incluyen la opción de cancelación de viaje, y estudies los motivos que pueden dar lugar a esta posible cancelación (enfermedad, accidente, despido laboral, presentación a un examen, convocatoria a un juicio, robo de documentación, etc.) De esta forma, en el caso de que tengas que anular tu viaje, al menos podrás recuperar el dinero.
  • Si vas a viajar en avión, podría darse la situación de que tu equipaje no llegue a destino o que tu maleta aparezca destrozada: no es frecuente, pero no serías el primer pasajero al que le suceda algo así. Para ayudarte a paliar el consabido disgusto, un seguro específico de viaje puede compensarte económicamente, con lo que llevarás la pérdida con, al menos, mejor cara. Por retraso, las compañías suelen pagar 50 euros por cada 6 horas de demora, mientras que por pérdida de equipaje pueden llegar a indemnizar al afectado con una cantidad de hasta 1.350 euros. Si se diese el caso y no estás de acuerdo con la indemnización, tendrías que resolverlo en un tribunal. Sin embargo, si contrataste un seguro de viaje, tienes una cobertura de aproximadamente 1.400 euros adicional a la que te pueda dar la empresa de transporte, que te cubre independientemente de si te desaparece el equipaje en el aeropuerto, en el taxi de camino al hotel o en cualquier otro sitio durante tu viaje.
  • Dependiendo de tu destino, también puede resultar adecuado que contrates un seguro de robo. En este caso, también recibirías la compensación económica estipulada tras haber realizado la consiguiente denuncia.
  • Finalmente, si el motivo de tu viaje es practicar un deporte de riesgo, recuerda que es muy importante que contrates un seguro de viaje específico, pues la mayor parte de los seguros convencionales no te dan cobertura ante esta casuística. Las tarifas, para coberturas desde un día hasta un año entero, están entre 15 y 125 euros. La póliza deportiva más extendida es la que cubre la práctica del esquí, aunque también las hay para golfistas, buceadores, y montañeros, entre otros. Algunos deportistas también contratan un seguro odontológico.

 

Un viajero sin seguro de viaje espera tras perder su avión

Coberturas en viajes

Para tener cobertura durante un viaje, dispones de diferentes posibilidades. Lo más habitual es hacerlo a través de la agencia de viajes que hayas contratado (si es que lo haces de este modo), mediante una aseguradora, con la compañía de transportes (avión, tren, bus…) que utilices para llegar a tu destino, o mediante tu tarjeta de crédito.

Contratando un seguro de viaje de ocio convencional con una aseguradora sueles tener incluida la cobertura médica, robos y daños, repatriación, responsabilidad civil, gastos de anulación, garantía de accidentes, etc.). Sin embargo, puedes contratar seguros específicos, como ya te hemos comentado anteriormente. Algunas aseguradoras ofrecen opciones de seguros para realizar viajes tan concretos como safaris, viajes de adopción o de negocios, que incluyen coberturas más específicas.

Como conclusión, se puede decir que existe una gran variedad de seguros de viaje, así como de empresas con las que contratarlos, y que lo más importante es elegir el que se adapte mejor a la tipología de viaje que vas a realizar y a tus necesidades particulares. Lo ideal sería contratarlo y no tener que hacer uso del mismo.

Etiquetas: viajes

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *