Sistemas de traducción simultánea

Sistemas de traducción simultánea

16 Aug 2018
Diners Club

El desarrollo de la tecnología es imparable, también en el terreno de la traducción. Existen diversas modalidades de dispositivos y aplicaciones que nos ofrecen un servicio de traducción casi instantáneo, sin la necesidad de recurrir a la contratación de profesionales. Así, ¿supone esto el fin de una profesión? Tengamos en cuenta los aspectos en los que ‘las máquinas aún no han superado al hombre’. En tu viaje de negocios, opta por la mejor opción según las circunstancias.

 

La tecnología está presente en casi todos los ámbitos. ¡Y es que para casi todo, hoy en día, hay una app que nos facilita la vida! El mundo de los idiomas no queda aparte de esta tendencia. Los sistemas de traducción instantánea están ganando mucho terreno en los más diversos ámbitos, de los que no escapan los viajes de negocios.

 

En multinacionales donde se dan reuniones entre equipos localizados en distintos países, reuniones con proveedores extranjeros o visitas de clientes de diferentes nacionalidades, estos sistemas de traducción instantánea pueden ahorrar mucho tiempo y dinero.

 

Pero no solo en el contexto profesional. Cuando viajamos por trabajo a otros países, normalmente, la estancia se prolonga más de un día, por lo que tenemos que hacer vida en la ciudad extranjera de destino. Para ir a cenar a un restaurante o para informarnos acerca de qué línea de metro nos deja más cerca de determinado monumento, puede que estos sistemas de traducción instantánea nos resuelvan más de un inconveniente.

 

Sí, la tecnología en estos casos nos puede ayudar. Pero para sacar el máximo provecho a cualquier viaje, un factor fundamental es relacionarse con la gente del lugar de destino. Porque entablar conversación con alguien que está, como tú, esperando el autobús es enriquecedor. Supone conocer de primera mano la realidad de una gente, una cultura, diferentes. Y hacerlo a través de una ‘máquina’ puede resultar frío. En este sentido, la labor de los traductores e intérpretes que nos acompañan durante nuestros viajes es esencial, ‘humanizan’ y enriquecen nuestras relaciones.

 

Volviendo a los sistemas de traducción instantánea, Travis the translator es un ejemplo de este tipo de dispositivos, un aparato que traduce, en tiempo real, más de 80 idiomas. Otras opciones podrían ser Pilot o Google Pixel Buds. Su funcionamiento es muy sencillo. Dos personas que hablan lenguas diferentes, simplemente tienen que ponerse unos auriculares que traducen el diálogo, casi, de modo instantáneo.

 

El precio de estos dispositivos se sitúa en torno a los 200 euros, pero también existen fórmulas más económicas que desarrollan la misma función. Por ejemplo, aplicaciones como Skype Translator o iTranslate.

 

Sistemas traducción instantánea

 

¿Supone esto el fin de los profesionales de la traducción?

 

Aunque es un hecho que en los últimos años se han dado pasos de gigante en el desarrollo de esta tecnología, aún queda camino por recorrer. Y es que aún a día de hoy los sistemas de traducción instantánea cometen ocasionalmente errores de contexto o los que se producen al tratar de traducir frases hechas.

 

Así, algunas voces apuntan a que la traducción por parte de profesionales no va a desaparecer. Y es que los profesionales de la traducción e interpretación ofrecen un ‘valor añadido’ que, aún hoy, la inteligencia artificial no es capaz de proporcionar, a pesar de que las mejoras tecnológicas en este sentido continúan desarrollándose.

 

Este valor añadido puede ser la garantía de confidencialidad de las traducciones. Las tecnologías de traducción simultánea basadas en la inteligencia artificial no garantizan este punto, mientras que los profesionales y las compañías dedicados a la traducción e interpretación sí suelen firmar contratos que garantizan la confidencialidad.

 

Por otro lado, la traducción por parte de profesionales ofrece otras ventajas como una revisión pormenorizada de la traducción, distanciándose del carácter mecánico de la traducción de sistemas tecnológicos. Asimismo, la compañía de un intérprete en un país con una cultura diferente puede ser mucho más enriquecedora. No solo a nivel lingüístico, sino que nos puede orientar también en cuanto a formas de comunicación no verbal propias del lugar, puede servirnos de guía en cuanto a costumbres locales o, incluso, darnos consejos para desenvolvernos durante la estancia en el país extranjero.

 

¿Y qué hay de las emociones? Lo que es seguro es que, al menos hoy, los sistemas de traducción son incapaces de, no solo expresar, sino también de reconocer las emociones de los interlocutores.

 

Por último, atendamos a cuestiones de cobertura, conexión a internet o batería. Ya sea en un viaje por trabajo o en un viaje de placer, cabe la posibilidad de que nuestro destino sea un lugar con problemas de conexión. ¿Qué pasaría si el dispositivo no funcionara? Un profesional de la traducción supondría nuestra salvación.

 

En definitiva, acudamos a la tecnología cuando sea necesario, pero no releguemos las relaciones humanas a un segundo plano. ¡La tecnología aún no ha superado a las personas!

 

 

 

Etiquetas: Business