Las compañías aéreas más tecnológicas

Las compañías aéreas más tecnológicas

17 May 2016
Diners Club

La tecnología aplicada a las compañías aéreas

El desarrollo tecnológico parece imparable en muchos frentes y las compañías aéreas no son, evidentemente, ninguna excepción. Con el objeto de mejorar la experiencia de los pasajeros, pero también de conseguir una mayor eficiencia en la realización de las reservas, muchas aerolíneas están implementando soluciones de nuevas tecnologías. Estos son algunos ejemplos de aerolíneas que han desarrollado su parte digital y tecnológica en los últimos años.

Compañías aéreas tecnológicas

KLM

Sinónimo de vuelos de calidad, KLM se ha subido al carro de las nuevas tecnologías gracias a su apuesta por el digital. La compañía holandesa es pionera, por ejemplo, en la gestión de reservas y pagos a través de Facebook y Twitter, las dos grandes redes sociales del momento. En la primera de ellas, la pestaña “Book your flight” permite al usuario buscar y reservar su vuelo, una experiencia revolucionaria y que abre un nuevo camino de venta; si se tienen dudas, la propia KLM “presume” en su foto de portada de contestar rápidamente, e incluso actualiza cada 5 minutos el tiempo medio de respuesta en sus canales sociales.

Eso sí, la innovación tecnológica no se para ahí en KLM; ¿qué otras ventajas podemos encontrar? Siguiendo con los sistemas de comunicación, en un mundo en el que el tiempo es oro, y en el que nuestro teléfono móvil se ha convertido en una extensión más de nuestro cuerpo, tener que quitar los datos del Smartphone durante las horas de vuelo y no poder tener acceso a Internet parece un total atraso. Con KLM, y su servicio de WiFi a bordo, los vuelos se harán mucho más cortos. En todos los aviones de las gamas Boeing 787 y 777-300, se pueden adquirir una serie de bonos para poder consultar el correo, trabajar, chatear o lo que apetezca al pasajero. Estar siempre conectado es, hoy en día, una gran ventaja.

Por supuesto, el uso del móvil también va a ser clave antes y después del vuelo; con la app de KLM (que, por cierto, también está disponible para los smartwatches), se pueden reservar los vuelos, facturar, descargarnos nuestra tarjeta de embarque o, por si hemos tenido algún problema, contactar directamente con el CAC (Centro de atención al cliente) de la aerolínea.

Otro asunto que nos suele preocupar es el de los asientos; sea por el espacio que nos deja para las piernas, por su comodidad, o, problemas ya del siglo XXI, por lo que podamos hacer en él. KLM dispone ahora de nuevos asientos, hechos a la medida del pasajero al que le gusta entretenerse. Las pantallas pasan a tener calidad HD, y en ellas se puede desde ver una película de un amplio catálogo (que podemos consultar antes de subirnos al avión, con la app Movies&more), hasta hacer un curso de idiomas, pasando por escuchar música de entre una selección de centenares de cedés, o chatear con otros pasajeros que estén sentados lejos de nosotros. Por si la experiencia “básica” pareciera poco, si tenemos la oportunidad de viajar en Business, el tamaño de la pantalla sube hasta las 16 pulgadas: no sabremos si estamos en un vuelo o en el cine.

Las compañías aéreas piensan cada día más en la tecnología.

AIR FRANCE

Air France es otras de las compañía aéreas que apuesta por la tecnología y por la innovación. ¿Por qué afirmamos esto? Sin ir más lejos, en los aviones A380 de Air France ya no es necesario el típico díptico en el cual consultábamos el menú; en cualquier momento se puede mirar en la pantalla individual del asiento el menú de comidas y la carta de bebidas. Fieles a su tradición vitivinícola, los responsables de Air France permiten a los pasajeros disponer de las recomendaciones de uno de los mejores sumilleres, Olivier Poussier, para que seamos capaces de maridar de la mejor de las maneras las comidas que hemos visto en la e-carta con el vino ideal.

Pero las comodidades no son solo de tipo gastronómico en este “buque insignia” que es el A380; el sistema de info-entretenimiento de Air France cuenta con, además de las ya habituales películas, música y juegos, la posibilidad de descargar datos de interés del destino al que vayamos, como puede ser el mapa del metro, o incluso programas para ver o escuchar luego en casa. Si lo que nos gusta es el contacto más personal, el servicio de chat entre pasajeros trae un nuevo añadido: los grupos de discusión. Los debates en vuelo parecen una buena idea (siempre que no se enciendan demasiado, claro).

La apuesta por lo digital también se nota antes del vuelo: facturar equipaje online no es solo más sencillo, sino que también es más barato que hacerlo en persona, con un descuento mínimo del 20% en el precio del equipaje adicional. Por otro lado, saber el estado de un vuelo es mucho más sencillo y rápido gracias al apartado “vuelos en curso”, que permitirá saber cuándo llega o despega un avión. Si somos los siempre fieles familiares o amigos que van a buscar a alguien al aeropuerto, esta sencilla función nos ahorrará mucho tiempo. Por supuesto, las redes sociales también son un gran activo de la compañía francesa, y nuestras dudas y preguntas serán solucionadas tanto en español como en inglés o francés a través de sus canales oficiales.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.